miércoles, 11 de febrero de 2009

GYR LECHERO, RAZA Y RECURSO GENÉTICO


ACERCA DEL AUTOR
JOÃO CRUZ REIS FILHO

-Ingeniero Agrónomo, D.Sc. en Mejoramiento Genético Animal/UFV
-Fiscal Federal Agropecuario del Ministerio de la Agricultura, Ganadería y Abastecimiento de Brasil
-Criador de Gyr Lechero en la Hacienda Sumaúma
www.fazendasumauma.com.br
.
.
Traducción: Ivan Luz Ledic
.
Dando continuidad a las discusiones iniciadas por el Dr. Ivan Ledic, me gustaría presentar un concepto de raza que consta en documentos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para Agricultura y Alimentación). En libre traducción, “raza es tanto un grupo sub-específico de animales domésticos con características externas definibles e identificables que permita ser separado de otros grupos similarmente definidos dentro de una misma especie por evaluación visual, o un grupo para lo cual la separación geográfica y o/cultural de grupos fenotipicamente similares condujo a la aceptación de su identidad en separado.”

Pero el más interesante viene a continuación “las razas han sido desarrolladas de acuerdo con diferencias culturales y geográficas, y para atender las necesidades humanas para alimentación y agricultura. En este caso, raza no es un término técnico.”

Por fin, el documento concluye que “raza es más frecuentemente acepta como un término cultural que técnico.”

Aún concordando con las definiciones presentadas por el Dr. Ivan Ledic, esta larga introducción tiene como objetivo reforzar la consideración levantada por el Dr. Alvaro Restrepo, o sea, creo que la conceptuación de recurso genético nos conduce a la una reflexión más profundiza que el Gyr Lechero representa.

Recurso sí, en todos sus conceptos lingüísticas, sea cómo alternativa, auxilio, remedio o aún, patrimonio.

A buen seguro el Gyr Lechero representa un bien que disponemos para la ganadería lechera tropical. Y más, una alternativa a los modelos de producción predominantes en el mundo, el “remedio” que auxilia a cambiar esta lógica.

En la última conferencia sobre comercio global y bienestar animal, realizada en Bruselas en enero de este año, la Unión Europea señalizó para incluir las reglas de bienestar animal como normas de la OMC (Organización Mundial del Comercio).

Independientemente del mérito de esta proposición, que ciertamente está pautada muy más en cuestiones comerciales que preocupaciones con los propios animales, cuestiono como sería la producción lechera en esa inmensa franja tropical – sólo con razas europeas, en constante estrés térmico o confortablemente instaladas en establos climatizados con altos costes de producción? Uf!

Tenemos el Programa Nacional de Mejoramiento Genético del Gyr Lechero (PNMGL), establecido hace 24 años.

A aquellos que posiblemente desconocen el pionero trabajo del PNMGL, la última semana del mes pasado estuve en Roma, representando el MAPA y componiendo la delegación brasileña en la 5ª Reunión del Grupo Técnico de Trabajo Intergubernamental sobre Recursos Zoogenéticos para Alimentación y Agricultura, de la FAO.

En la oportunidad, recibí en primera mano un documento con propuestas de directrices para establecimiento de programas de mejoramiento genético para sistemas de producción con bajo y medio aporte de insumos. Felizmente, nuestro país (Brasil) aparece como excepción de entre los países en desarrollo, por poseer actividades de mejoramiento genético.

Reflejando, creo que la búsqueda de material genético en la India por parte de brasileños, aún sabiendo que los niveles de producción por allá actualmente son inferiores a nuestros, justificarse-á en el largo plazo. La incorporación de variabilidad genética para ser “perfeccionada” en nuestro proceso de selección, como ya lo fue, ciertamente será útil.

A título de información esclarezco que el Ministerio de la Agricultura, Ganadería y Abastecimiento (MAPA de Brasil) estudia un plan de expansión de los controles lecheros oficiales, lo que ciertamente fortalecerá los programas de mejoramiento genético y permitirá incrementar las investigaciones de asociación de características de interés económico con genes conectados a marcadores moleculares.

Concluyendo mi participación, me acuerdo que la previsión del Banco Mundial de un inmenso crecimiento en la demanda mundial de alimentos para 2030, en relación a la leche, implica en necesidad de crecimiento del número de vacas ordeñadas y de la productividad de las mismas.

A pesar de que sepamos que la mayoría de las explotaciones lecheras en Brasil (y en toda franja tropical) es conducida con base en pastizales (como mi propia selección), sinceramente mucho me conforta saber que tenemos sí, dentro de la raza Gyr, vacas capaces de que alcancen producciones expresivas, en niveles próximos de las vacas Holandesas.

A pesar de la polémica que esto pueda suscitar, una vez que para que alcancen altas lactaciones las vacas Gyr Lechero son sometidas la condiciones de manejos también diferenciadas, recuerdo lo que dijo arriba – por lo menos tenemos una alternativa! Esto significa que el Gyr Lechero, recurso genético, atiende y atenderá la necesidad de aumento en la producción de alimentos, sea a pasto o estabulado, sea puro o en cruce, pero ciertamente proporcionando animales más adecuados a las nuestras condiciones, lo que, comparativamente, resultará en menores costes de producción y más competitividad.